IA, vivimos en su ecosistema. Un nuevo modelo de productividad que nos exige adaptarnos a la visión, misión, habilidades, estrategia, plan de acción y sucesos, variables que marcan la nueva forma de gestionar en un mundo digital.

IA es la fascinante realidad  de la industria 4.0. No es otro que el de los procesos productivos ligados a la tecnología para el intercambio de todas las actividades productivas, la mayoría conectadas en un paisaje de procesos ubicuos.

Y el deporte extendido a economía, industria y mercados, ¿en qué parte del ecosistema IA juega? 

Para saber más desde los contextos académicos y pragmáticos acerca de cómo la inteligencia artificial IA se adapta a los procesos productivos de la industria del deporte como una fuente de desarrollo dentro del nuevo ecosistema de los mercados hiperconectados, nos apoyamos en las cátedras de la Unisport Management School.

IA, VAR y ojo de halcón

La inteligencia artificial IA en el fútbol tiene muchos usos y aplicaciones, uno de ellos es el Video Assistant Referee, conocido más popularmente como VAR. Un sistema en el que intervienen alrededor de una veintena de cámaras con el objetivo de generar la imagen que determine, a través de una línea imaginaria como referencia, si el jugador o jugadora se encontraba en posición no reglamentaria en una de las acciones en el campo.

Una mecánica que también tiene presencia en otros deportes como puede ser el tenis y su ojo de halcón. Una tecnología en la que, a través de las mismas herramientas, se crea una imagen determinante para observar si la pelota se encontraba dentro de los límites de la pista o no.

IA, Reconocimiento facial

En España, el primero equipo de LaLiga en implementar el acceso al estadio con biometría fue el Osasuna. Una mecánica que tiene un largo recorrido por delante y cuyo uso promete ventajas como un acceso mucho más rápido, seguro y cómodo para aquellas personas que acuden a animar a su equipo desde la grada. La medida aplicada en El Sadar permite entrar a 20 aficionados/as al recinto en una media de un minuto. Un sistema que no es de utilización obligatoria para las personas que quieran entrar al estadio por los medios tradicionales.

IA, Dispositivos para seguimiento 

La utilización de sensores y dispositivos portátiles es otra de las aplicaciones de la inteligencia artificial en el deporte. 

Estos permiten obtener datos a tiempo real de cualquier deportista, una manera de comprobar cuestiones biométricas de enorme interés para los entrenamientos, como pueden ser el esfuerzo realizado o la frecuencia cardiaca. Una información relevante de cara a organizar las próximas sesiones de entrenamiento. 

 Además, el uso de esta tecnología ayuda a:

  • Observar patrones en el juego, lo que permite corregir los puntos débiles, así como potenciar los fuertes.
  • Atendiendo a los datos que arrojen los dispositivos de IA, se podrán proponer dietas equilibradas según las características de cada deportista.
  • Ajustar los ejercicios de un entrenamiento de forma personalizada para obtener el máximo rendimiento.
  • Analizar cuestiones como la postura, la velocidad de la carrera o del lanzamiento (como puede ser en deportes como el golf o el beisbol), entre otros datos.
  • Evaluar en las competiciones la situación del equipo o el deportista.

IA, Experiencia de usuario

Un ejemplo de este desarrollo es el uso de aplicaciones móviles que les permiten a los consumidores deportivos tener una vista 360º de un estadio, analíticas en tiempo real durante una competición o información adicional acerca del rendimiento de los deportistas.

El futuro es hoy

La transformación digital de la industria deportiva evoluciona al ritmo de la tecnología. 

Aunque no se puede predecir con exactitud qué es lo que pasará en un futuro, hay ciertas cuestiones que, seguro, serán un reto para los próximos años. Estos serán algunos de los aspectos más determinantes en el progreso de la inteligencia artificial en el deporte:

  • IA en deportes de equipo. Fútbol, baloncesto, balonmano, hockey… Los deportes jugados en equipo tendrán en la IA una importante aliada. Y es que esta mejorará como fuente de información en cuanto a dinámicas de juego. Una gran ayuda para elaborar estrategias de equipo que faciliten la cohesión de este y que serán clave para cualquier victoria.  
  • Realidad aumentada. Uno de los retos será seguir potenciando las experiencias de realidad aumentada, tanto para espectadores y espectadoras, como para deportistas. De este modo, se facilitarán experiencias inmersivas muy interesantes para ambas partes.
  • Principios éticos. La regulación de los dispositivos utilizados también supondrá un desafío de cara a facilitar tecnologías que sean seguras, y que respeten la integridad e intimidad de las personas que se beneficien de estas herramientas digitales.

FUENTE:
Unisport Management School

Author

RHB Sport 4.0 es el blog del mercadólogo Rolfe Hugo Buitrago. Explora las tendencias y los desafíos de los negocios del deporte en los nuevos ecosistemas digitales de la economía y la industria 4.0. Siga y compártalas rolfehugobuitrago.com ...Más...

Comments are closed.

Total
0
Compartir
X

Contraseña olvidada?

Crea tu cuenta