Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Contenidos sobre gerencia y marketing del deporte | junio 21, 2018

Scroll to top

Top

Cómo alinear un equipo de trabajo de 26.000 jugadores

Cómo alinear un equipo de trabajo de 26.000 jugadores
 

Quince años después y a los 62 años de edad, Herbert Hainer (foto), termina su misión como presidente ejecutivo de Adidas. Deja la icónica marca alemana de una capitalización bursátil de 3.000 millones de euros (US$3.400 millones) a una que ronda los 30.000 millones de la moneda europea.

Alinear a Adidas dentro del concepto del Pensamiento Estratégico fue uno de los retos corporativos que le instruyó el Consejo Directivo tras el objetivo de agrupar las fuerzas productivas de la marca en todo el ‘Sistema Empresa’ para respuestas concretas en el mercado.

La recomendación comenzó por atacar el punto más crítico: desafiar los límites de su principal competidor (Nike) con la compra de Reebok. No sólo se trataba de mirar hacia el futuro (trabajar sobre la incertidumbre). También, un cambio (y por lo tanto resistencia).

La pericia ejecutiva de Hainer para permanecer 15 años como presidente ejecutivo de Adidas estuvo en disciplinar un equipo de trabajo con la estrategia de pensar por anticipado. “La clave es encontrar a las personas idóneas. Ya no diseño ni desarrollo productos; no sería un buen diseñador de todos modos. Pero tengo que encontrar a las mejores personas para cada puesto. Es como en un equipo de fútbol, no se puede tener solamente delanteros. Marcarías 10 goles, pero también te meterían 11. Necesitas determinados conjuntos de habilidades y luego reunir a los individuos como un equipo. Cuando ve las personas que tienen papeles clave en la empresa, se nota que hemos trabajado juntos durante mucho tiempo”.

(También puede interesar: Conozca el caso Adidas y su mirada atrás para conectarse con el futuro)

Hainer empezó a trabajar en 1979, después de sus estudios de empresariales, para el fabricante de bienes de consumo Procter & Gamble. Tras siete años cambió a Adidas. Comenzó como responsable de distribución y después fue jefe de ventas y gerente para Alemania. En 1996, asumió el cargo de Vicepresidente Senior para Europa, África y el Oriente Próximo; en 1997, fue nombrado miembro de la Junta Directiva y, en 1999, Vicepresidente. En marzo de 2001, consejero delegado mundial.

Cuando Herbert Hainer habla de su fecha de nacimiento, no menciona simplemente el día, el mes y el año. Es que aquel 3 de julio de 1954 fue “el día anterior a la final del Mundial de Fútbol en Suiza”. Entonces, Alemania ganó por primera vez el título de campeón mundial de fútbol venciendo 3 a 2 al equipo aparentemente imbatible de Hungría, lo cual contribuyó a que su país saliera de la depresión de la posguerra.

Pero la relación de Hainer con el fútbol no sólo tiene que ver con la proximidad temporal de su nacimiento con el llamado ‘Milagro de Berna’. Empezó a jugar al fútbol de joven en su ciudad natal, Dingolfing, para el club local TSV. Con el club Landshut llegó incluso a participar en la tercera división alemana. Su sueño hubiera sido ser atacante en un gran equipo profesional de éxito, pero sus aptitudes no le permitieron llegar tan lejos. En vez de ello, lo cual tampoco está nada mal.

A Hainer le gusta la velocidad en general, la paciencia no es una de sus virtudes. Rechaza las tardanzas y está siempre en movimiento, tanto en su vida laboral como privada. Este alemán, casado y padre de dos hijas adultas, va a correr con asiduidad e intensidad, juega al tenis y al golf y en invierno a veces sus empleados lo encuentran haciendo pesas los domingos por la mañana en el gimnasio de la empresa, en Herzogenaurach. Pero éstos no sólo saben de sus virtudes como atleta sin un gramo de grasa, sino también de su carácter jovial. Aunque siempre deja claro quién es el jefe. En la empresa se valora su estilo comunicativo, no sólo jovial sino también directo y franco.

Durante 15 años dirigió un equipo de 26.000 empleados a escala mundial. ¿Cómo lo hizo? “Primero que nada, en los negocios motivar el recurso humano es un instrumento que requiere varios pasos. Procuro ser un buen ejemplo, siendo apasionado y demostrando que hay que poner todo en el sartén. Les demuestro que me gusta estar con la gente y dejándole saber a cada miembro del equipo lo que pueden lograr. También es importante el hecho de que la marca Adidas es atractiva y deseada en el mundo y hacerla aún más atractiva y deseada, es algo que utilizo para motivar a la gente. En cuanto al conflicto, en general escucho bastante, pero cuando llega el momento tomo la decisión”.

“Si usted quiere ser exitoso, lo invito a que lo haga como yo. Antes de llegar a la presidencia de Adidas, en ocho años fui cambiado de posición 6 veces, exponiéndome a diversas experiencias en marketing y ventas. Por una parte fue tenso, pero por otra me permitió aprender muchísimo y relacionarme con otras personas. Vas adquiriendo los talentos para conocer y administrar el recurso humano. Me gusta animar a los jóvenes a que no sean tímidos y tomen responsabilidades, que se sientan cómodos siendo reubicados de un lado a otro y que se resistan a quedarse en lo que se conoce como la zona de confort”



X

Password olvidado?

Crea tu cuenta

Recuperar password
Escribe tu email.
El sistema te envia un nuevo password a ese email.